lunes 11 de diciembre, 2017
Inicio » Noticias » Sobre la cura “funcional” del VIH a un Bebé

Sobre la cura “funcional” del VIH a un Bebé

4 de abril de 2013.-

Ayer conocimos la noticia de un niño en Mississippi (EEUU) que había nacido con VIH que habría sido curado. La madre vive en una zona rural, por lo que llegó al parto sin un control durante el embarazo. Según las noticias, en lugar del tratamiento estándar para los bebés cuyas madres viven con el virus, se le habría dado uno más agresivo, lo que habría logrado que el virus no pueda replicarse ni llegar a “esconderse” en los reservorios que suele encontrar.

Luego de administrarle medicación por un año y medio, hace 10 meses se le interrumpió el tratamiento y los exámenes no revelaron presencia alguna del VIH en la sangre del niño. Pero aún no está confirmado que virus no haya logrado alojarse en algún reservorio, por lo que se habla de “Cura funcional”. Sería, de confirmarse, el segundo caso de una cura funcional, sumándose al de Timothy Brown, conocido como “El Paciente de Berlín”.

Hasta aquí, la información, ahora nuestro análisis.

Como ya habíamos mencionado con El Paciente de Berlín, la noticia demuestra la importancia de seguir investigando posibilidades de erradicación del virus.

Sin embargo, es importante recordar que la transmisión de la mamá al Bebé es evitable en el 98% de los casos, con detección temprana y tratamiento oportuno. Por otra parte, sabemos que hay un 5% de los pacientes que controlan el virus (pero no se curan) espontáneamente, a los que se los llama controladores de elite. No sabemos si el bebé de Mississippi no está dentro de este grupo.

En este caso, el sistema de salud falló al no lograr testear a la madre durante el embarazo, de manera de evitar la transmisión al bebé. Que la madre viva en una zona rural y que eso se esgrima como causa para la no detección es una muestra de la importancia de descentralizar el test pudiendo utilizar, en lugares remotos, pruebas rápidas.

No es correcto pensar que tratar agresivamente a un bebé sea una alternativa a testear a la madre a tiempo y tratar al bebé cuando nace. El mejor de los tratamientos no reemplaza el hecho de ser VIH negativo, por lo que debemos mejorar el testeo temprano y el tratamiento oportuno.

La noticia también muestra la importancia de iniciar el tratamiento lo más cercano posible al momento de la infección. Cuanto antes se busque controlar el virus, menos chance tiene de poder replicarse.

Desde Fundación Huésped trabajamos hace años en distintas zonas del país para mejorar el acceso al testeo, con especial énfasis en las mujeres embarazadas. Podemos lograr que no nazcan más bebés con VIH. Por eso necesitamos de tu aporte para seguir apoyando las actividades de prevención e investigación científica que llevamos adelante desde Fundación Huésped. Sumate vos también y colaborá con una donación mensual con tu tarjeta de crédito o débito haciendo click aquí.

Te puede interesar:

Simposio sobre Envejecimiento en Personas con VIH

Luego de su lanzamiento en Barcelona, se realizó por primera vez en Buenos Aires el …