jueves 21 de marzo, 2019
Home » Información » VIH » ¿Cómo se trata el VIH?

¿Cómo se trata el VIH?

Si bien no existe cura para el VIH, existe un tratamiento llamado Tratamiento Antirretroviral Altamente Activo que consiste en una combinación de diferentes medicamentos que cumplen distintas funciones. Se conoce también como “cóctel” debido a la gran cantidad de pastillas diferentes que se requerían al inicio de la epidemia. Con el tiempo y gracias a la investigación, estos tratamientos se fueron simplificando y actualmente contamos con esquemas con muchos menos comprimidos, muy efectivos y seguros. Inclusive, una pastilla por día puede combinar varios fármacos con mejor eficacia que los primeros cócteles.

El tratamiento evita la replicación del VIH. No cura la infección, pero evita que el virus se multiplique y que destruya las defensas del cuerpo. El tratamiento es crónico, es decir que una vez que se empieza es necesario tomarlo todos los días, toda la vida. Si el tratamiento se mantiene de forma correcta en el tiempo, las personas con VIH tienen una calidad y expectativa de vida similar a quienes no tienen el virus.

¿Qué significa Indetectable = Intransmisible?

Diferentes estudios han demostrado que si una persona con VIH está en tratamiento y mantiene su carga viral indetectable durante al menos 6 meses, reduce casi en su totalidad las posibilidades de transmisión sexual. Es importante destacar que en el caso de lactancia materna se han identificado casos de transmisión aún cuando la madre estuvo indetectable, por lo que este concepto no aplica en estos casos.

Este nuevo descubrimiento, ha ayudado a disminuir el estigma de las personas que viven con VIH. Además, pueden decidir, en conjunto con su pareja, abordando miedos, deseos y preferencias, si utilizan o no preservativo y en el caso de las personas gestantes, pueden decidir buscar un hijo.

¿Cómo se cura?

Al momento no existe una cura para el VIH. Sin embargo, los tratamientos existentes permiten disminuir la cantidad de virus en sangre al punto de mantenerlo en forma indetectable. Es decir, que los análisis no logran detectarlo. Sin embargo, esto no significa que el VIH no esté en el cuerpo. En menor cantidad, el virus sí se encuentra en los fluidos del cuerpo y puede transmitirse. También, si las personas suspenden el tratamiento, a los pocos días presentan un aumento de la cantidad de virus.