Home » Información » Derechos Sexuales y Reproductivos » Tus derechos » Interrupción legal del embarazo

Interrupción legal del embarazo

¿Qué es?

El aborto es la interrupción del embarazo. Puede producirse de forma espontánea (cuando se detiene naturalmente el desarrollo del embrión o el feto) o inducida (provocada por diversos procedimientos).
Existen distintos métodos seguros para interrumpir el embarazo, sobre todo si se cuenta con información adecuada, contención y seguimiento. Podés optar por realizar una interrupción con medicamentos (misoprostol) o con intervención médica médica (mediante una aspiración manual endouterina o legrado o dilatación y evacuación). Ambas alternativas son seguras y confiables, y no requieren internación en el primer trimestre del embarazo.
La elección del método dependerá de lo que vos prefieras y estará sujeta a las posibilidades del centro de salud, las semanas de embarazo y tus condiciones de salud.

Interrupción Voluntaria y Legal del Embarazo

La Ley 27.610 de Acceso a la Interrupción Voluntaria del Embarazo, sancionada en 2021, te permite acceder a un aborto hasta la semana 14 de gestación sin la necesidad de que explicites los motivos; ese procedimiento se llama interrupción voluntaria del embarazo (IVE).

El límite de 14 semanas no se aplica si el embarazo es consecuencia de una violación o están en riesgo tu salud o tu vida. En cualquiera de estas circunstancias, podés acceder a la Interrupción Legal del Embarazo (ILE) (o aborto por causales) de acuerdo con el artículo 86 del Código Penal y la sentencia de la Corte Suprema de Justicia de la Nación en el caso “F.A.L” de 2012. Para acceder a ILE es necesaria una consulta con un profesional de la salud, en un ámbito confidencial, en cual debe certificar que la práctica se encuadra en alguna de estas dos causales. Recordá que no pueden exigirte denuncia policial ni autorización judicial.

La IVE/ILE se incluye en el Plan Médico Obligatorio (PMO) y en el Programa Nacional de Garantía de Calidad de la Atención Médica, por lo que está vigente en todo el país y de manera gratuita. Deben garantizarte la práctica en un plazo máximo de diez días desde tu solicitud.

Para acceder a una interrupción de tu embarazo vas a realizar los siguientes pasos:

  • 1) Entrevista inicial: Te van a brindar información detallada, accesible y confidencial sobre tus opciones.
  • 2) Historia clínica: Van a dejar por escrito los pasos de la atención y adjuntar la documentación necesaria.
  • 3) Evaluación médica: Te van a realizar un examen físico y ginecológico. También te pueden pedir un análisis de sangre o una ecografía, para confirmar desde cuándo estás embarazada.
  • 4) Consentimiento informado: Es un documento escrito que dice que tomás la decisión de abortar sin presiones y habiendo recibido toda la información. En casos de violación, vas a firmar también una declaración jurada.
  • 5) Realización de la IVE: Podés interrumpir el embarazo con medicamentos o con un procedimiento quirúrgico. Ambos procedimientos son seguros, confiables y ambulatorios. No requieren internación en el primer trimestre de gestación.
  • 6) Alta, seguimiento y atención postaborto: Te deben indicar los cuidados que tenés que tener en cuenta, tanto el tratamiento adecuado para el dolor, como el seguimiento para los días después del procedimiento.
  • 7) Cita de control: Para determinar si el aborto se completó correctamente, te pueden realizar una ecografía de control.
  • 8) Consejería anticonceptiva: Te deben brindar información sobre los diferentes métodos anticonceptivos y, en caso de que elijas uno, te lo deben entregar antes del alta.

Si creés que o si ya sabés que estás cursando un embarazo y querés interrumpirlo, o querés información para tomar tu decisión, acercate a un centro de salud. Allí te tienen que contener y dar toda la información necesaria para que puedas tomar una decisión. Además, vas a confirmar el embarazo y sabrás en qué semana de gestación estás, una información importante para determinar cómo será la interrupción.

El equipo médico hará una evaluación de tu salud y tu embarazo y abrirá tu historia clínica. En esa historia clínica van a reunir toda la información, estudios o prácticas que te realicen, tus antecedentes de salud. Si decidís abortar, vas a tener que firmar un consentimiento informado. Es un documento escrito que dice que tomás esa decisión sin que nadie te presione y habiendo recibido toda la información. Si tu embarazo es producto de una violación, además tendrás que firmar una declaración jurada, pero no tenés que contar los detalles. Esos documentos luego se incluyen en la historia clínica.

Antes del alta, y más allá del método que elegiste para interrumpir tu embarazo, te deben indicar los cuidados que tenés que tener en cuenta, brindarte analgésicos por si llegaras a sentir dolores y darte seguimiento médico. Preguntá todo lo que quieras y pediles que te den la información y las indicaciones por escrito, así podrás releerlas si tenés dudas.

La Ley considera algunas situaciones especiales

Menores de 18 años:

  • Si tenés 16 años o más tenés derecho a los servicios de salud sexual y reproductiva y a tomar decisiones sobre el cuidado de tu propio cuerpo sin restricciones. En ese sentido, podés decidir si continúas o no con un embarazo y podés firmar tu propio consentimiento informado. Cuando te atiendan, todo el equipo de profesionales de la salud tiene que tratarte con amabilidad y podés pedir que te repitan las preguntas o las explicaciones si sentís que es necesario. Y recordá: nadie tiene derecho a juzgarte y lo que cuentes es estrictamente confidencial.
  • Si tenés entre 13 y 15 años podés brindar tu consentimiento en forma autónoma, es decir que podés firmar el consentimiento informado para una interrupción voluntaria o legal de tu embarazo, siempre que las prácticas no representen un riesgo grave para la vida o la salud. La evaluación de la gravedad de los tratamientos debe realizarla el o la profesional que te atienda, basándose en evidencia científica. Si existiera este peligro es necesario también la asistencia de alguna persona adulta, que puede ser tu padre o madre, representantes legales, personas que ejerzan formal o informalmente roles de cuidado, o referentes afectivos.
  • Si sos menor de 13 años es necesario que te acompañe alguna persona adulta (representante legal o referente afectivo), para que firme también el consentimiento informado. Pero el derecho es tuyo y nadie puede decidir por vos. Del mismo modo, durante todo el proceso tenés derecho a que te escuchen y a que se respete tu voluntad y tus opiniones. Además no tenés que firmar la declaración jurada por violación. Si decidís hacer la denuncia, el equipo de salud no puede obstruir ni demorar el acceso a la práctica de interrupción del embarazo.

Discapacidad:

  • Podés brindar tu consentimiento informado y, si lo querés, podés contar con la compañía y asesoramiento de una o más personas de tu confianza. Puede ser alguien de tu familia, un amigo o amiga, alguien del equipo de salud o de alguna institución de protección de derechos. Estas personas estarán ahí para apoyarte, pero la decisión sobre continuar o no con el embarazo es solo tuya.
  • Tenés derecho a recibir información completa sobre todas las opciones disponibles en un lenguaje comprensible y podés pedir que se adapten los materiales de información o se utilicen formas de comunicación accesibles que faciliten la comprensión de todo lo que desees saber.

Para más información ingresá a interrupciondelembarazo.org

Abrir chat
Hola, dejanos tu consulta y a la brevedad te contestaremos. Nuestro horario de atención es de lunes a viernes de 09 a 17 hs.
¡Saludos!