Preguntas Frecuentes

¿Que son los cócteles?

Se llama “cóctel” al tratamiento antirretroviral, es decir, una combinación de drogas que se utiliza para tratar la infección por VIH. Al inicio de la epidemia se lo llamó así debido a la gran cantidad de pastillas diferentes que se requerían. Con el tiempo, y gracias a la investigación, estos tratamientos se fueron simplificando y actualmente contamos con esquemas con muchos menos comprimidos, muy efectivos y muy seguros. Inclusive, una pastilla por día puede combinar varios fármacos con mejor eficacia que los primeros cócteles.

¿Los cócteles curan el VIH?

Al momento no existe una cura para el VIH. Sin embargo, los tratamientos existentes permiten disminuir la cantidad de virus en sangre al punto de manternerlo en forma indetectable, es decir, que los análisis no logran detectarlo. Pero, si las personas suspenden el tratamiento, a los pocos días presentan un aumento de la cantidad de virus en sangre.

¿Una persona con VIH en tratamiento tiene la misma esperanza de vida que una persona sin VIH?

Sí. Actualmente, se estima que si una persona joven detecta la infección tempranamente y hace el tratamiento en forma constante y consistente tiene casi la misma esperanza de vida que una persona sin VIH. Además, el VIH no representa una limitación. Es decir que persona con VIH puede trabajar en cualquier actividad, puede tener hijos, o cualquier otro objetivo, excepto donar sangre u órganos.

¿Existe una vacuna para el VIH?

Todavía no existe una vacuna efectiva para el VIH. Se están realizando numerosas investigaciones, pero ninguna logró la eficacia suficiente. Durante más de dos décadas diferentes equipos científicos han estado estudiando el VIH, pero el desarrollo de vacunas requiere de muchos años de investigación en laboratorios y con animales antes de que pueda comenzar una prueba clínica en humanos.

Si la madre tiene VIH, ¿el bebé nace con VIH?

Si una mujer tiene VIH y no hace ningún tratamiento, el bebé tiene casi un 30 por ciento de probabilidades de nacer con VIH. Sin embargo, con el tratamiento adecuado el riesgo disminuye a menos del 2%. El tratamiento baja la cantidad de virus en sangre, y por lo tanto el bebe se expone a menos virus cuando sale por el canal del parto, o en la placenta.

Si una pareja que tiene VIH quiere tener un hijo, ¿tienen que adoptar?

No necesariamente. Si una pareja que tiene VIH quiere tener un hijo puede discutir las diferentes opciones con su médico de cabecera, quien le aconsejara las mejores opciones para poder concebir en forma segura para ellos y para el niño. Hoy todas las personas con VIH, si hacen bien el tratamiento pueden tener hijos sin VIH.

La parejas donde ambos tiene VIH, ¿tienen que usar preservativo en sus relaciones sexuales?

Es recomendable que todas las personas con VIH utilicen preservativo para evitar adquirir o transmitir el virus el VIH o una una cepa diferente, en caso de que ya lo tengan. Sin embargo, cada vez hay mas evidencia que los pacientes con una carga viral indetectable por mas de un año tienen poca chance de transmitir la infección, aunque este riesgo no es cero. Por eso, se aconseja que incluso si las dos personas son positivas sigan usando preservativo para evitar una reinfección.

¿Todavía se puede contraer el virus por transfusiones de sangre?

Con las nuevas pruebas existentes, el riesgo de este evento es muy bajo. Se calcula que, con los controles actuales, las chances son menos de 1 en un millón de donaciones.

¿Están faltando medicamentos? ¿Qué pasa cuando faltan medicamentos?

En el país hace más de 10 años que no faltan medicamentos. Puede suceder que algún hospital o alguna obra social no solicite los medicamentos en tiempo y se produzca un desabastecimiento puntual, pero los medicamentos están en el país. En ese caso, se puede llamar a la Dirección Nacional de Sida (0800-3333-444) para que le brinden los medios para acceder al tratamiento lo antes posible y evitar que se interrumpa el tratamiento.

¿Cuál es la diferencia entre vivir con VIH y tener SIDA?

Los seres humanos están protegidos de las enfermedades por su sistema inmunológico. Cuando entra un microbio, una bacteria o un virus al cuerpo humano, las células de defensa lo rodean y lo destruyen y así se cura de la enfermedad. Si el sistema inmunológico o de defensa de una persona está fallando puede enfermarse cuando un microbio lo ataca. El SIDA es un conjunto de enfermedades que atacan el sistema inmunológico de las personas. Es provocado por un virus llamado VIH, que significa Virus de Inmunodeficiencia Humana. Cuando este virus entra en la sangre de una persona, ataca a los células de defensa y ya no pueden proteger al cuerpo de otras enfermedades. Muchas veces el virus VIH queda inactivo, y la persona no tiene ningún síntoma de enfermedad, aunque sí puede transmitir el virus a otras personas. Pero con el tiempo el virus VIH se activa, y empieza a reproducirse hasta dejar a la persona con muy pocas defensas. Si esto sucede, la persona empieza a estar enferma todo el tiempo, de muchas enfermedades contra las que el cuerpo no puede defenderse. Este conjunto de enfermedades es lo que se conoce como Síndrome de Inmuno Deficiencia Adquirida (SIDA).

¿De qué se enferman los que tienen sida?

Las personas que tienen sida contraen infecciones por la debilidad de su sistema inmunológico. Por eso pueden empezar a tener diarreas, fiebres prolongadas, manchas en la piel, ciertos tipos de cáncer, etc.

¿Por qué los virus no pueden vivir fuera del cuerpo?

El virus necesita al organismo humano para vivir, pues se aloja y multiplica en las células del sistema inmunológico. Fuera del cuerpo humano, el virus no subsiste: muere en contacto con el aire porque no puede vivir fuera del cuerpo humano. Es como si fuera un disquete que necesita de una computadora para poder transmitir la información.

¿Cómo se detecta el virus del VIH?

Así como para la mayoría de los agentes infecciosos, el organismo responde a la infección por VIH produciendo anticuerpos. Los análisis específicos son el Test de Elisa y el Test de Western Blot que determinan anticuerpos frente al virus. Puede suceder que si una persona se realiza una prueba muy temprano, una vez ingresado el virus a su organismo, tal vez no se hayan generado cantidad de anticuerpos en niveles detectables y el resultado será negativo. Es lo que se denomina Período Ventana.

¿Qué es el período ventana?

Cuando hubo una situación concreta de riesgo, aunque el resultado del primer análisis sea negativo se recomienda repetirlo al mes de la primera muestra. Algunas personas que tienen situaciones de riesgo en forma frecuente pueden beneficiarse de repetirse la prueba periódicamente (por ej, cada 6 meses).

¿Qué significa un resultado positivo?

Que se encuentran anticuerpos del VIH en la sangre. Que se tiene el virus del VIH, no que tenga SIDA. Que puede infectar a otra persona si mantiene relaciones sexuales sin protección (sin preservativo) o por contacto directo de sangre con sangre. Que debe protegerse siempre en sus relaciones sexuales para no correr riesgo de re-infección. Esto significa que debe evitar que el VIH vuelva a ingresar en su organismo, ya que eso aumenta la posibilidad de contraer SIDA. Que podrá continuar con sus actividades cotidianas. Que en caso de quedar embarazada puede infectar a su bebe antes de nacer, durante el parto o al darle de mamar. Pero que si se controla debidamente es posible evitar la transmisión de la mamá al bebé en el 98 por ciento de los casos.

¿Es obligatorio realizarse el análisis de VIH?

Según la ley de SIDA (Nº 23.798), basada en recomendaciones de índole universal, la prueba diagnóstica de infección por VIH, análisis de sangre, debe ser absolutamente voluntaria, por lo que la persona debe recibir asesoramiento pre y post test y firmar su consentimiento para realizar el testeo.

¿Los chicos también se pueden enfermar?

Los chicos que nacen sin el virus, si aún no han iniciado su vida sexual y no consumen drogas no están expuestos a la infección. Sin embargo, es importante que todos los chicos conozcan las medidas de prevención de manera de cuidarse cuando comiencen a tener relaciones sexuales y que eviten entrar en contacto con la sangre de otra persona.

¿Cómo y cuándo debe utilizarse el preservativo?

El preservativo debe usarse siempre, desde el inicio hasta el final de cada relación sexual, ya sea vaginal, anal u oral, dado que el semen y los fluidos vaginales no deben estar en contacto. En el caso del sexo oral, es necesario usar preservativo para el pene o un campo de látex para la vagina o el ano. De no tenerlo, se puede utilizar un preservativo cortándolo hasta formar una superficie plana.

¿Qué es la adherencia al tratamiento?

Como en todo tratamiento prolongado, en enfermedades crónicas  (diabetes, hipercolesterolemia, hipertensión, etc), el éxito del mismo, dependerá del cumplimiento del tratamiento por parte del paciente. En el caso del VIH, se ha cambiado el concepto de “cumplimiento” por el de “adherencia”, ya que el primero implica un estricto control (del médico al paciente) y constancia (poniendo la presión en el paciente). Y dándole al tratamiento un carácter de obligatoriedad  que alejaba al paciente de éste, en vez de acercarlo y hacer que pudiera tomarlo con total normalidad con la expectativa de mejorar su calidad de vida. En conclusión, hablamos de adherencia al tratamiento, cuando hacemos referencia a una gran diversidad de conductas, entre ellas tomar parte en la elección del tratamiento junto con el medico, continuar con el mismo ininterrumpidamente, desarrollar conductas de salud que favorezcan al éxito del mismo, evitar conductas de riesgo, acudir a los controles médicos, asistir a la entrevista con el médico y tomar correctamente la medicación.

¿Qué es la fatiga en el tratamiento?

Es el momento en que el paciente se cansa de hacer el tratamiento y el deseo de abandonarlo se hace cada vez mas fuerte. El estrés no afecta a todo el mundo de igual manera, ni las mismas situaciones son estresantes para todos. Puede provenir de cualquier situación o pensamiento que nos haga sentir frustrados, enfadados o ansiosos, de manera constante o intermitente. Este factor, que muchas veces hace que la persona deje de ser adherente al tratamiento y termine por abandonarlo, no es fácil de diagnosticar, salvo que el paciente lo identifique y solicite ayuda. Esto puede o no afectar a las personas con VIH y puede ser en cualquier momento del tratamiento, ya que no todas las personas son iguales y no todas reaccionan de igual manera. En estos casos, lo ideal es trabajar junto a un profesional que ayude al paciente a llevar adelante este proceso.

¿Si vivo con VIH mi derecho a trabajar es el mismo?

Si. Vivir con VIH no inhabilita para desempeñarse en ningún trabajo, ni disminuye las capacidades de las personas a tales efectos. En caso de que el empleador considere que el VIH es un impedimento para el ingreso o continuidad de una persona en su función laboral, está configurando una situación de discriminación que puede ser denunciada. Te sugerimos que siempre guardes confidencialidad del diagnóstico y en caso de percibir alguna situación en el empleo que te incomode por vivir con VIH, o sentirte discriminado, nos llames para que podamos escucharte y asesorarte.

¿Qué son los exámenes preocupacionales y periódicos?

El  preocupacional se realiza con anterioridad al ingreso laboral y  tiene por objetivo evaluar la aptitud física del trabajador a fin de descartar que la actividad laboral que va a ejercer sea perjudicial para su salud, como así también, detectar las afecciones preexistentes. Los exámenes periódicos se realizan durante la relación laboral, una o más veces al año, dependiendo la actividad. En ningún supuesto puede utilizarse el resultado de tales estudios para limitar, restringir o anular el derecho a trabajar.

¿Es obligatorio el testeo de VIH/SIDA en los estudios preocupacionales?

 NO es obligatorio en instancia del preocupacional, su  inclusión antes o durante la relación laboral es una práctica antijurídica, arbitraria y discriminatoria. La resolución 270/15 del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación establece que, en caso de que soliciten el test de VIH en un preocupacional, dicha práctica puede ser denunciada por discriminatoria por ser contraria a la normativa vigente.

¿Qué sucede si me solicitan el estudio de VIH en el examen preocupacional?

En el caso de que te soliciten el estudio de VIH en el preocupacional te sugerimos que, tanto si vivís con VIH o no, firmes el consentimiento informado prestando conformidad para el testeo, tomes una fotografía de dicho consentimiento y nos llames ni bien salgas del examen. Te asesoraremos acerca de cómo denunciar dicha práctica pues conforme resolución 270/15 del Ministerio de Trabajo de la Nación,  la misma es denunciable por ser contraria a las Leyes Nros. 23.592, 23.798 y 25.326.

¿Qué sucede “si presto consentimiento” y me realizan el test de VIH en el examen preocupacional?

Es importante tener en cuenta que, una vez realizado el test de VIH, los resultados deberán ser proporcionados al postulante de forma personal, con carácter reservado y mediante notificación fehaciente, es decir, por escrito, en original y firmada por el médico responsable.

¿Es necesario notificar que se vive con VIH en el trabajo?

No es necesario notificarlo por ser información que pertenece a tu intimidad y no existe motivo alguno para que el empleador deba conocerla. El derecho a la intimidad está resguardo por la Constitución Nacional. No hay motivos para que el empleador deba saber dicha información, toda vez que tus derechos laborales son los mismos, vivas con VIH o no y no hay riesgo alguno a la transmisión en el ámbito laboral.

¿Si digo a mi empleador que vivo con VIH, puedo impedir un despido?

Los derechos de las personas que viven con VIH son los mismos, por lo tanto los derechos y obligaciones laborales también. La normativa que existe en relación al VIH es para garantizar la igualdad y la no discriminación, no genera derechos especiales.

¿En qué situaciones se recomienda notificar al empleador que vivo con VIH?

Es necesario tener en cuenta que la notificación no garantiza la estabilidad laboral ni debería modificar las condiciones relativas al puesto de trabajo. Sin embargo, existen distintas situaciones ante las cuales puede recomendarse notificar empleador en forma fehaciente, con la finalidad de salvaguardar los derechos laborales que pudieren estar en riesgo. Para ello recomendamos efectuar la consulta correspondiente con el área de Promoción de Derechos de la Fundación a fin de evitar que se corran riesgos innecesarios. La notificación debe realizarse bajo determinadas formalidades exigidas por ley, desde Fundación Huésped te ayudaremos a redactarla.

¿Hay riesgo de transmisión en el empleo? ¿Hay que tener cuidados especiales en relación a quienes viven con VIH?

 NO. El VIH NO es una infección que se transmita a través del contacto, se pueden compartir vasos, baño, mate, etc. Las vías de transmisión son sólo tres: sanguínea, fluidos sexuales y leche materna, por lo tanto la transmisión es prevenible. No es necesario conocer quiénes tienen VIH para tener cuidados especiales, sino cumplir con las medidas obligatorias de bioseguridad en todos los casos en que haya un accidente o se tenga contacto con sangre humana.

¿Qué sucede si tuve una situación de riesgo? (entré en contacto con sangre humana con VIH o tuve una accidente sexual)

Existe la profilaxis post exposición que consiste en la toma de antirretrovirales por el plazo de un mes a los fines de evitar la infección. Es importante que tengas en cuenta que esta medicación debe ser tomada inmediatamente (cuanto antes dentro de las 72 hs. desde la situación de riesgo) para lograr sus efectos y es cubierta por cualquier sistema de salud.

¿Qué situaciones en el trabajo configuran actos discriminatorios para las personas que vivimos con VIH?

 Muchas veces, cuando el empleador toma conocimiento del diagnóstico se modifican las condiciones de trabajo configurándose situaciones de discriminación, como por ejemplo: no permitir la utilización de elementos o espacios comunes, utensilios, vajilla, servicios de sanitarios, comedores,  producir el aislamiento de la persona con VIH, la no asignación de tareas, un cambio de puesto en detrimento del trabajador, develamiento de afección a pares o el despido en virtud de la notificación. Todos ellas son formas de maltrato y discriminación que se deben evitar y resarcir. Los trabajadores tienen derecho a solicitar la anulación de tales modificaciones, como así también, que la situación laboral se retrotraiga a su estado anterior. Te sugerimos que, en caso de percibir alguna situación que te incomode, o sentirte discriminado, nos llames para que podamos escucharte y asesorarte.

¿El empleador debe brindarme permiso para ir al médico si vivo con VIH?

Los derechos laborales de las personas que viven con VIH son LOS MISMOS que los que tenían antes de conocer el diagnóstico. La relación laboral se rige por la ley de contratos de trabajo y las obligaciones del empleador y trabajador son las mismas. Por lo tanto, no hay permisos, cambios ni licencias especiales a no ser que el médico infectólogo así lo requiera por escrito y en ese caso sugerimos solicitar asesoramiento antes de presentar cualquier certificado. La normativa que existe en relación al VIH es para garantizar la igualdad y la no discriminación de las personas que viven con VIH.

¿Qué sucede si mi Empleador me exige Libreta Sanitaria?

La Libreta Sanitaria es un Certificado de Salud, requerido en determinadas actividades laborales. Certifica el estado de salud de los trabajadores a través de una serie de exámenes clínicos, radiológicos, de laboratorio e inmunizaciones a los fines de detectar enfermedades y determinar la aptitud laboral de cada persona. La normativa para obtener la Libreta Sanitaria se legisla a nivel local, y en ningún caso debe exigir el análisis de VIH.

¿Qué opciones de atención integral tengo para el tratamiento por VIH/sida?

En Argentina el tratamiento médico, farmacológico y psicológico es totalmente gratuito y está garantizado para todas las personas en los todos los subsistemas de salud:

  • Sistema Público, a través de los hospitales públicos y centros de salud, para todas las personas que no tengan ninguna otra cobertura. La Dirección de Sida y ETS, del Ministerio de Salud de la Nación es el organismo que lo garantiza a nivel nacional y en las provincias existen distintos programas provinciales y municipales.
  • Sistema de la Seguridad Social, mediante Obras Sociales, a las cuales se accede por tener un trabajo en relación de dependencia o a través del Monotributo (Régimen Simplificado para pequeños contribuyentes).
  • Sistema Privado, conformado por empresas de medicina prepaga, asociaciones, mutuales, etc.

¿Puedo afiliarme a una prepaga si tengo VIH?

Si. Sin embargo, antes de hacerlo te recomendamos que nos llames, porque es importante que tengas muchos aspectos en cuenta antes de solicitar la afiliación. Actualmente  rige la Ley 26.682 y los decretos reglamentarios 1991/11 y 1993/11, que establecen la obligación de afiliar a personas aún cuando en la Declaración Jurada de Salud informen tener enfermedades preexistentes. Dicha ley, habilita así mismo a las prepagas a fijar una tarifa diferencial, por preexistencia. La Superintendencia de Servicios de Salud es la autoridad competente para autorizar el monto de la misma, de acuerdo a lo que establezca la reglamentación. Sucede que hasta el momento la tarifa diferencial  no  ha sido reglamentada, es decir,  no existe un tope legal para el monto de la misma. Por este motivo, cuando alguien intenta afiliarse con una preexistencia por VIH las empresas presupuestan tarifas arbitrarias que llegan a multiplicar por 8 el monto del plan. Es por eso que te sugerimos llamarnos para asesorarte puntualmente.

¿Si decido afiliarme a una prepaga debo manifestar mi diagnóstico VIH positivo?

Sí, debo expresarlo en el formulario denominado Declaración Jurada de Salud, que se entrega conjuntamente a la firma del contrato de afiliación por la empresa prepaga. La Ley 26.682 establece que las enfermedades preexistentes solo pueden establecerse a partir de la DDJJ y en tal sentido, es a partir de ella que se autoriza el cobro de valores diferenciales. En caso de que no informes tener VIH en la Declaración Jurada de Salud, la prepaga puede darte la baja inmediata por falseamiento de la misma.

¿Qué sucede si ya tenía una prepaga y me detectan VIH?

Si estás afiliado a una prepaga, la obtención de un resultado positivo no debe alterar y/o modificar las condiciones de afiliación acordadas al momento de la contratación. En tal sentido, deben brindarte la cobertura integral y de ninguna manera incrementar ni incorporar rubro excepcional alguno a la tarifa normal aplicada.

La prepaga debe afiliar a tu familiar con la misma tarifa y servicios, sin aplicar valor diferencial alguno. Toda persona afiliada titular puede conformar un grupo familiar y la incorporación de sus miembros es voluntaria, debiendo abonarse –en consecuencia- las tarifas normales correspondientes en cada caso. La incorporación de personas con enfermedades preexistentes como VIH no dará lugar a periodos de carencia ni pagos de cuotas diferenciales.

¿Qué sucede si conformo un Grupo Familiar e incorporo a uno de los miembros de mi familia que vive con VIH?

 La prepaga debe afiliar a tu familiar con la misma tarifa y servicios, sin aplicar valor diferencial alguno. Toda persona afiliada titular puede conformar un grupo familiar y la incorporación de sus miembros es voluntaria, debiendo abonarse –en consecuencia- las tarifas normales correspondientes en cada caso. La incorporación de personas con enfermedades preexistentes como VIH no dará lugar a periodos de carencia ni pagos de cuotas diferenciales.

¿Qué sucede en el ámbito de las Obras Sociales?

 La obra social, a la que se accede a través de los aportes a la seguridad social (trabajo en relación de dependencia o aportes a través del Monotributo) te afiliará inmediatamente. El tratamiento por VIH debe ser brindado con una cobertura al 100%. Para evitar que te apliquen el período de carencia te sugerimos que nos llames pues te indicaremos qué tramite realizar para obtenerlo.

¿Si tengo Monotributo puedo acceder a cualquier Obra Social?

 Todas la personas beneficiarias del régimen simplificado (Monotributistas, Monotributistas sociales, etc.) pueden elegir libremente una de las obras sociales dispuestas en la nomina que brinda la Superintendencia de Salud. Una vez elegida la Obra Social, se deberá presentar ante la misma para concluir los trámites administrativos necesarios para comenzar a utilizar la cobertura elegida. Todos los monotributistas tienen garantizado el acceso progresivo a la cobertura de salud desde el inicio de su actividad, pudiendo acceder en forma inmediata a todas las prestaciones que integran el Programa Médico Obligatorio (PMO). El tratamiento por VIH debe ser brindado con una cobertura al 100%. Para evitar que te apliquen el período de carencia te sugerimos que nos llames pues te indicaremos qué tramite realizar para obtenerlo. Sabemos que algunas Obras Sociales ofrecen una cartilla diferenciada para VIH por lo que te sugerimos preguntar por la cobertura específica para VIH antes de definir tu elección.

¿Existen pensiones por VIH?

 No existen pensiones por VIH, lo que algunas personas con VIH  tramitan es la Pensión no contributiva por invalidez. Es importante destacar que desde Fundación Huésped trabajamos para que las personas con VIH no deban, ni necesiten tramitar pensiones y puedan ejercer, en cambio, sus derechos laborales. En primer lugar porque el  VIH no inhabilita para desempeñarse en ningún trabajo ni disminuye las capacidades de las personas a tales efectos. En segundo porque el motivo predominante que impide el empleo para personas con VIH es la discriminación laboral, que tratamos de erradicar con nuestro trabajo diario. Creemos en la importancia de la realización del proyecto de vida de cada persona y trabajamos en eso. Igualmente, hay muchas personas que optan por esta alternativa, ya que resulta una ayuda ante la situación de desempleo.

¿Dónde hay que dirigirse para solicitar información?

Quienes se atienden en Hospitales Públicos pueden asesorarse en el área del Servicio Social del Hospital en el cual reciben el tratamiento. También se puede recibir información en los CAL (Centros de Atención Local) dependientes del Ministerio de Desarrollo Social. El teléfono de la coordinación territorial de pensiones es: 4379-7625 y atienden de Lunes a Viernes de 9 a 15 hs. Para más información: www.desarrollosocial.gov.ar – Línea Directa 130.

¿Cuáles son los requisitos para acceder a la pensión?

  • Para las personas con VIH se requiere el Certificado Médico Oficial de Diagnóstico (CMO) en lugar del Certificado de Invalidez. No hay que acreditar porcentaje de incapacidad.
  • No estar amparado el/la solicitante ni su cónyuge por ningún tipo de beneficio previsional, retiro o prestación no contributiva alguna;
  • No encontrarse trabajando en relación de dependencia;
  • No tener bienes, ingresos ni recursos de cualquier tipo que permitan la subsistencia del solicitante y de su grupo familiar;
  • No tener parientes que estén obligados legalmente a proporcionarle alimentos o que, teniéndolos, se encuentren impedidos para poder hacerlo;
  • Ser argentino/a nativo/a o naturalizado/a, residente en el país. Los/as naturalizados/as deben contar con una residencia continuada en el país de por lo menos 5 (cinco) años anteriores al pedido de la pensión;
  • Los/as extranjeros/as deben tener una residencia mínima y continuada en la República Argentina de 20 (veinte) años inmediatamente anteriores al pedido de la pensión; No encontrarse detenido/a a disposición de la Justicia.

¿Si trabajo pierdo la pensión?

Sí. Al trabajar en relación de dependencia la pensión queda automáticamente suspendida pues el trabajo es registrado: tenés aportes jubilatorios, obra social, recibo de sueldo.  Ello, toda vez que la pensión se brinda a las personas que no pueden ejercer el empleo por algún motivo.

Me dí de alta en el Monotributo, ¿si facturo pierdo la pensión?

Sí, porque uno de los requisitos para tener la pensión es no tener ingresos ni recursos, es para las personas que están imposibilitadas de trabajar.

¿Si tengo Monotributo social pierdo la pensión?

No, el monotributo social y la pensión son compatibles. Ambos tienen por finalidad el resguardo de las personas en situación de vulnerabilidad social.

Me denegaron la pensión por tener bienes a mi nombre. Es injusto porque igualmente tengo VIH.

Tal como lo expresáramos precedentemente, la pensión por VIH no existe. Lo que algunas personas tramitan es la pensión por discapacidad y tiene por finalidad el resguardo de las personas en situación de vulnerabilidad social. Es para personas que están imposibilitadas de  trabajar por algún motivo. Uno de los requisitos para tramitarla es no tener bienes a tu nombre.

Vivo con VIH, quise contratar un seguro y me denegaron la posibilidad. ¿Esto es correcto?

Tal como lo ha expresado la Superintendencia de Seguros de la Nación –Ver RESOLUCIÓN N° 3 7 2 7 5/2012, vivir con VIH no difiere de otro tipo de afecciones a la salud, y por tanto no existe justificación alguna para que sea considerado un riesgo no cubierto en los Seguros de Personas. En tal sentido, toda limitación en la adhesión o bien en el pago del beneficio será considerado discriminatorio y abusivo bajo los términos de la ley 24.240 y cc. Te recomendamos que nos llames así te asesoremos acerca del reclamo pertinente para que puedas asegurarte sin problemas. Ver RESOLUCIÓN N° 37275/2012 SUPERINTENDENCIA DE SEGUROS DE LA NACION